No me mires así…

Posiblemente hoy sea más insolente y un tanto más vulnerable…
Es esa la debilidad que radica en mis sentimientos de pies descalzos…

Hoy el reloj se retrasa, y mis recuerdos (hechos sueños),
son la imagen desprotegida de estar, con quien está ausente…
Mientras finjo tu compañía,
las persianas de mi ventana pintan líneas horizontales en una eterna soledad…

Seguramente hoy sea el día en que muera aniquilado de deseos por pensar en ti,
por extrañarte…

No, no me mires así.

Capitulo I

Aún esas palabras resuenan con eco en mis recuerdos…
Y tengo muchas… muchas palabras atoradas en la garganta…
Todas desde que de tu voz salió disparado ese amargado “Se acabó”
Retumbando contra las paredes frías de una habitación, vacía sin tu presencia…

Son tantas las ganas tiradas en un baúl sin fondo que ya no quieren consumirse…
Están muriendo, agonizan dentro de algún lugar oculto en tu corazón.
Aquel pasadizo secreto donde a veces no quisiera ni deseo caminar…

No, no me hables así.
yo tampoco quiero hablar de ti, pero no puedo evitarlo.
A veces siento que no puedo soportarlo.

¿Qué hago con todos estos recuerdos perturbando mi memoria?
tantos momentos que ya son historia…

Quiero decirte todo aquello que jamás volveré a decir.
Quiero sentir todo aquello que jamás quise sentir y que ahora siento.
Tengo un nudo enorme aquí adentro.

No, no me mires así. Quiero pensar que quizás nunca fuiste para mí…

¿Y qué pasaría si te digo que solo estas tú en mi corazón?
¿Y si te cuento que me muero lento?

A mi solo me quedan muchas maneras de expresarte que te extraño.
Muchas culpas retenidas en mi alma que no me dejan estar en calma,
Palabras viejas tuyas fotografiadas, que aunque las mueva no me dicen nada…
Tengo ya tanto que decirte y explicarte;

Creo que mi corazón ha comenzado a odiarte…

No, no me mires así.
Que no quiero recordarme, tampoco enamorarme.

¿De qué manera puede morir el amor?

Es una incógnita igual que saber si volverás…
Algunos me dicen que ahora definitivamente te vas…
Y a mi sólo me quedan sueños rotos que un día contigo soñé…
Todas esas promesas que ya jamás cumpliré…
Y muchos, muchos pretextos para no caer en ésta soledad abismal…

Cuántas palabras y no dejo de repetir tu nombre…
Cuántos secretos y yo quiero los que tu corazón esconde…
Cuántas esperanzas desesperanzadas…

Desde acá puedo ver todas tus verdades ocultas por tus mentiras…
Y también como tienes una mentira ocultando mis verdades…

¿Te dije ya cuánto te pienso?
Tu ausencia pesa mas, con el pasar del tiempo.
El recuerdo castiga en cada detalle, mientras no hago más que buscar tu mirada por las calles.
Y por las noches regreso cansado, de tanto buscar sin encontrar, suelo sentirme abandonado.

(Y al cerrar los ojos, justo antes de dormir, le pido a Dios que a este amor le regale un fin,
pero a la mañana siguiente aún estás allí, puntual en mi nostalgia a los ojos abrir.)

No me mires así. Que yo tampoco quiero hablar más de ti.
No me mires así. Como lo hacías ayer y como no lo haces ahora,
lamentablemente el amor no dura media hora.

Ojalá más pronto que tarde regreses, pero no solo a mi pensamiento,
que pueda llorar de felicidad porque te tengo y no solo porque no te encuentro.

Y no, no me mires así

Cautivo.

Anuncios

Acerca de cjfm86

Blah Blah...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: